Sus resultados de búsqueda

Qué hacer si sospechas que un empleado está montando su empresa

Publicado por claramonte en
| 0

Sospechar que un empleado está montando su empresa, un negocio que sería competencia directa, es una situación molesta. E incluso podemos estar hablando de competencia desleal si existe manipulación, engaño o mala fe, afectando negativamente a la empresa donde trabaja.

Es una situación más o menos frecuente y lógica; personal con experiencia, que lleva bastantes años trabajando y conoce bien su sector laboral, quiere probar suerte por su cuenta.

Aprovechando los conocimientos adquiridos, el trabajador crea su propio negocio de la misma actividad, dado que es de lo que sabe.

Actos desleales de trabajadores

Las empresas, a lo largo de sus años de vida, es habitual que se encuentren con algun caso de fraude interno, robo o actos desleales por parte de empleados.

Aunque no parece muy ético que una persona que aún está contratada, cree su propia empresa de la misma actividad, como hemos comentado, sí que lo puede hacer, siempre y cuando no se cometa competencia desleal.

En el siguiente enlace, podéis leer más en detalle en qué consiste la competencia desleal y cuando se comete.

El trabajador que crea su negocio en el mismo sector a espaldas de la empresa donde trabaja, casi siempre aprovecha los medios, los conocimientos adquiridos, la información privada o el tiempo remunerado de la empresa donde está empleado.

La sustracción de secretos industriales y llevarse clientes a otra empresa

La sustracción de secretos empresariales o de información importante de la empresa para saber cómo crear su nueva empresa, plagiar sistemas de trabajo, etc… o sustraer y llevarse mediante engaño la cartera de clientes, u otros datos o correos electrónicos de suministradores. Todas estas acciones y otras similares, presuponen que el trabajador está cometiendo engaño o mala fe y por tanto puede estar incurriendo en un acto desleal, si así se demuestra.

Es uno de los casos de investigación más recurrente que vemos entre los clientes empresarios que contratan nuestros servicios; los casos de fuga de datos o clientes de la empresa para beneficio de un trabajador, con intención de crear su propio negocio en el mismo sector.

En la mayoría de éstas situaciones se trata de comerciales, directivos u otro personal, con conocimientos adquiridos por los años de trabajo y que tratan directamente con clientes, … o con acceso a los archivos, directamente o a través de terceros. Por tanto, no siempre es un solo empleado.

La tecnología digital ha agilizado y facilitado la transferencia de datos, mejorando mucho la actividad laboral. Pero también ha aumentado el riesgo de extracción y manipulación de información.

Es de vital importancia para las empresas, sobre todo medianas y grandes, aplicar sistemas de seguridad para la prevención de fuga de datos o información sensible.

Mantener los datos bajo control mediante programas informáticos y protocolos de gestión, como software para bloquear o limitar el uso o abuso de archivos de datos por parte de cierto personal. Limitar tareas a ciertos cargos, prohibir la manipulación de ciertos documentos a personal no autorizado o redactar cláusulas específicas en los contratos de trabajo.

Aun así, no es fácil que un directivo o empresario llegue a sospechar de que un empleado está montando su empresa. Los detonantes de las sospechas pueden ser muy diversos; desde advertencias de terceras personas, hasta actitudes de trabajo sospechosas; como horarios irregulares, bajo rendimiento, bajas laborales sospechosas y reiteradas, o pérdida de clientes de forma alarmante sin motivo aparente, etc …

¿Qué debe hacer un empresario cuando tiene sospechas de que un empleado está montando su  empresa?

Cuando el empresario acude a nuestro despacho de detectives privados, ya tiene bastante claro lo que sucede, porque tras las sospechas ha realizado algunas indagaciones.

No somos partidarios de que la empresa haga averiguaciones por su cuenta, porque en muchas ocasiones, estas acciones alertan al trabajador que está creando su propia empresa. Cuidado con lo que se dice o se hace.

En la mayoría de los casos, las sospechas se centran ya sobre algún o algunos trabajadores. Y nuestro trabajo es demostrar y acreditar mediante pruebas si las sospechas son ciertas. Para que la empresa, con conocimiento de causa y pruebas legales, pueda tomar las medidas más acertadas respecto al personal investigado. E incluso modificar si fuera necesario la seguridad y protocolos de su negocio.

La mayoría de los casos se resuelven positivamente. Demostrando y aportando pruebas sobre el empleado que está montando su propia empresa, aprovechando sus conocimientos, secretos industriales de la empresa y/o llevándose clientes u otros contactos, o incluso llegando a contratar personal que era de la empresa.

Qué pueden hacer los detectives privados para las empresas ante casos de posibles acciones desleales  como que un empleado está montando su empresa;

  • Control de actividad del empleado en horario laboral.
  • Instalación de cámaras ocultas de forma puntual y sólo si es necesario, para demostrar que realiza hurto u otras acciones que no debería realizar o lugares donde no debería estar dicho trabajador. Los detectives somos los únicos profesionales habilitados para realizar este tipo de trabajos. La instalación de cámaras espía, está permitida sólo para casos de investigación privada y de forma temporal, sólo el tiempo justo necesario para el objetivo, y siempre deben responder a motivos circunstanciales y legítimos.
  • Monitorización del correo electrónico de trabajo. Siempre y cuando el ordenador que use el empleado sea propiedad de la empresa y nunca personal. Además, la instalación de cámara oculta o la monitorización del ordenador de trabajo siempre debe cumplir los principios de razonabilidad, idoneidad, necesidad y proporcionalidad. Limitando la investigación al interés legítimo del empresario.
  • Infiltración de personal. Recomendamos realizar una infiltración de agentes privados en la empresa, en casos más complejos, de posibles tramas fraudulentas en las que estén supuestamente implicadas varias personas de la empresa.
  • Si se considera necesario para la investigación, como soporte, se puede recurrir  a la Instalación temporal de gps en vehículo de la empresa y en horario laboral.

Si está interesado y quiere saber más, puede informarse en Detectives Claramonte o pedir una cita gratuita en nuestro despacho, en Barcelona.

Haz click y envianos un whatsapp y te responderemos tan pronto nos sea posible!

Envíanos un WhatsApp

Comparar Listados