Sus resultados de búsqueda

Mi pareja me engaña en las redes sociales

Publicado por claramonte en 02/03/2017
| 0

¡ Mi pareja me engaña ! … ¡¿ qué hago ?!

¿ Qué hago si mi pareja me engaña ? Primero mirar las redes sociales. Los celos e internet, son un binomio que parece estar muy relacionado  entre los jóvenes de 25-35 años, aunque cada vez la franja de edad es mayor. Y los abogados especialistas en derecho familiar trabajan cada día en casos de divorcio relacionados con las redes sociales, es el reflejo de la nueva sociedad.

¡ Mi pareja me engaña ! … ¡ y lo niega!

Si dudamos de nuestra pareja, marido o esposa y ante una posible infidelidad con un compañero de trabajocon un vecino u otra persona. O incluso en caso de proceso de divorcio, una buena opción es;

contratar un detective privado para realizar una investigación,

ya sea directamente o a través de un abogado. Nuestro trabajo te permitirá resolver dudas y obtener un informe con fotografías. Y en caso de celebrarse juicio aportar el informe con fotografías y vídeo como prueba.

La infidelidad es hoy una tentación más fácil y accesible con las redes sociales, y en consecuencia la duda crea celos, y uno o ambos motivos pueden separar una pareja.

Quien no ha discutido porque “ ¡cariño no me has dicho nada y te he enviado un whatsapp que has recibido!” Mi pareja me engaña ! Es lo que hoy se llama el síndrome del doble check, enviado y recibido, ¡que no significa leído!,

pero,… quien se lleva la palma en el whatsapp es la hora de la última conexión, aquí si que sospechamos, ¿con quién hablará a altas horas? o ¿Cómo que no estabas durmiendo?. ¿Nos engañan? ¿ Cómo saber si tu pareja te engaña por el móvil ? está claro que la tentación está allí.

Actualmente para la sociedad las redes sociales son muy útiles, es una forma rápida de llegar a muchas personas, tanto en el caso de relaciones sociales como laborales, ya no solo redes como Fbk, si no también redes sociales para encontrar amistades o parejas, Meetic, Tinder, eDarling, etc….

Gran parte de la población estamos en alguna red social o en varias. A nivel personal por muchos motivos, sobretodo porque nos hacen sentir que no estamos solos, tenemos muchas relaciones en un clic.

Las redes han roto barreras, ya no existe la limitación de las comunicaciones físicas, es más fácil expresarnos si no tenemos a nadie delante físicamente, no prejuzgamos por el aspecto, las redes son ágiles y es más fácil hacer amigos.

De las redes sociales han surgido muchos tipos de relaciones, sexo,  amistad o amor, amigos, reencuentros, parejas, relaciones cortas o largas, matrimonios, dobles parejas, …

También tenemos acceso a más información sobre nuestras ex parejas sentimentales y amigos de sus actuales compañeros, que por otros medios no podríamos conocer. Y surge la posibilidad, los celos y/o la infidelidad, cualquiera de los dos puede acabar en divorcio o romper  una relación de pareja.

Pero las redes sociales o webs de contacto no son tan fantásticas, son una arma de doble filo, porque no siempre podemos controlar la cantidad de información que llega a todas partes y por tanto a veces muestra demasiado a los demás.

Aquello que en algún momento no quieres mostrar a algunas personas. Si es el caso de un engaño, ya no sólo a nuestra pareja sino en el ámbito familiar, sobretodo a nuestros hijos.

¿ Y si mi pareja me engaña, cómo afecta a nuestros hijos ? Descubre qué es el Gen de la infidelidad

La escritora Kate Figes ha realizado un estudio de tres años sobre cómo afectan las infidelidades de pareja a los hijos y ha escrito un libro donde desarrolla todas las conclusiones derivadas de la investigación.

Los puntos que nos parecen más interesantes son;

Que los hijos perciben todos los cambios de conducta, sin ser conscientes de ello. Y como consecuencia, los hijos pueden tener problemas de autoestima, debido a que sienten que el infiel fue deshonesto también con ellos.

Además pueden desarrollar comportamientos asociales u otras conductas anormales por sensación de abandono. Conductas que al crecer les afectaran en sus propias relaciones conyugales.

El gen de la infidelidad”, así le llaman a las conductas anormales en las relaciones de pareja de una persona cuyo padre o madre fue infiel.

 El estudio también revela que según la edad que tiene el hijo en el momento que se descubre la infidelidad, le puede afectar de distinta manera:

 Los niños menores de cinco años, aún no comprenden qué es un engaño de pareja, y lo perciben como falta de atención por parte del progenitor, motivo por el cual sienten ansiedad,  que puede aumentar al crecer.

Los niños que tienen entre cinco y diez años, se sienten culpables y tienen pesadillas, adoptan comportamientos más aniñados y no comprenden bien qué es una separación de pareja.

Los hijos adolescentes, de once a dieciocho años, tienen más probabilidades de descubrir un engaño y en su etapa adulta pueden desarrollar un comportamiento  de incertidumbre en sus propias relaciones, estando más dispuestos a ser infieles.

En cambio los hijos mayores de 18 años pueden traducir el trauma, con un comportamiento totalmente contrario al anterior en su etapa adulta. Siendo totalmente intolerantes ante una infidelidad de pareja, y con unos criterios muy estrictos que dificultan sus relaciones sociales y personales.

Una vez se ha descubierto el engaño, es importante cómo la pareja manifiesta sus emociones ante los hijos. Deben hablarlo con ellos una vez pase la primera rabia, y la desilusión, o por lo menos, cuando podamos controlar un poco las emociones. Porque las palabras que podamos decir y los recuerdos de los momentos dolorosos quedan en el recuerdo de los niños. Los hijos necesitan seguir queriendo tanto a su padre como a su madre.

No te desesperes, si estas en esta situación, tienes dudas sobre tu pareja, y quieres saber cómo investigar a tu pareja, pincha en este enlace.

Haz click y envianos un whatsapp y te responderemos tan pronto nos sea posible!

Envíanos un WhatsApp

Comparar Listados