Sus resultados de búsqueda

Subarrendamiento ilegal

Qué es el subarrendamiento;

El subarrendamiento es una figura jurídica por la que el inquilino de una vivienda alquila parte o toda la vivienda a una tercera persona. No es subarriendo el uso temporal de una vivienda de forma gratuita, por ejemplo que un familiar o amigo del inquilino use la vivienda arrendada.

La cesión no es lo mismo que el subarrendamiento;

La cesión del arrendamiento de vivienda es el contrato mediante el cual el inquilino de una vivienda transmite a una tercera persona los derechos y obligaciones que le corresponden como arrendatario según el contrato de arrendamiento, y en consecuencia se extingue la relación contractual del primer inquilino con el propietario.

Cuando es legal y cuando el subarriendo es un fraude;

En la mayoría de los casos que tratamos el subarrendamiento está prohibido, es ilegal, sólo en algunos casos se permite. Para que pueda haber un subarriendo, en los contratos celebrados a partir del 1 de enero de 1995, es imprescindible el consentimiento previo del arrendador, y por escrito. Por tanto la ley permite subarrendar siempre que así se especifique en el contrato de alquiler entre propietario e inquilino, o bien, en los casos que no se especifique el permiso de subarrendamiento, que es en la mayoría de contratos, el propietario dé su consentimiento por escrito y de manera fehaciente. Cuando se trata de un subarriendo legal, existe por escrito un segundo contrato de arrendamiento entre el arrendatario y un tercero, donde constan, a parte de sus datos, la parte de la vivienda subarrendada y el precio correspondiente.

A continuación lo explicaremos más detalladamente.

Supuestos en los que subarrendar una vivienda es legal:

  • Pisos con contrato de renta antigua, siempre que: (anteriores al 1 de enero de 1995)
  1. El inquilino haya comunicado por escrito al propietario el subarrendamiento y el nombre del subarrendatario  en un plazo máximo de 30 días desde la firma del contrato.
  2. Haya un máximo de dos subarrendatarios, con pareja e hijos.
  3. No se modifique el uso del inmueble indicado en el contrato.
  4. El inquilino permanezca en la vivienda subarrendada, en caso contrario, sería una cesión.
  5. El precio del subarriendo no sea superior al del arrendamiento.

El propietario está en su derecho de no permitir el subarriendo, para evitar posibles disgustos o el uso de su vivienda por personas que él no quisiera.

Para ejercer este derecho tiene que haberlo indicado por escrito en el contrato de arrendamiento, dejando sin posibilidad la legalidad de subarrendar dicha vivienda.

  • Pisos con contrato posterior a la LAU, Ley de Arrendamientos Urbanos, de 1994, a partir del 1 de enero de 1995, siempre que;
  1. Haya el consentimiento expreso y por escrito del propietario de la vivienda,  y con anterioridad al contrato de subarriendo.
  2. En el art.8 de la LAU, Ley de Arrendamientos Urbanos de 1994, se indica que el subarriendo sólo puede ser parcial, de parte de la vivienda, con consentimiento expreso y por escrito del propietario y que el precio de subarriendo nunca será superior al del arrendamiento.

Cabe indicar que al finalizar el contrato de arrendamiento también finaliza el contrato de subarriendo.

Y cuando la cesión o el subarrendamiento de una vivienda no es legal:

  • La cesión o subarriendo de una vivienda no autorizada por el propietario
  • Dedicación de viviendas y locales a otros fines de los estipulados en el contrato de arrendamiento.
  • Cuando no se cumplan las condiciones indicadas más arriba, en subarriendo legal.

Son algunos de los casos por los que éste se puede rescindir, según la LAU, Ley de Arrendamientos Urbanos.

 

Os explicaremos un símil de un servicio de investigación por subarrendamiento de un piso de renta antigua, basándonos en casos investigados en Detectives Claramonte;

Investigación de posible fraude en casos de subarrendamiento:

El propietario de una vivienda de renta antigua alquilada muchos años atrás a una pareja, requirió de nuestros servicios de detectives privados en barcelona porque quería probar la deslealtad contractual de los arrendatarios, ante la sospecha de subarriendo, con indicios de que sus inquilinos no ocupaban ya el piso.

La investigación efectuada por los detectives privados evidenció que el domicilio en cuestión había sido subarrendado a terceros sin el consentimiento del propietario, así como que sus legales arrendatarios hacía ya tiempo que residían en una casa en propiedad a las afueras de la localidad.

El control de sus movimientos determinó que los inquilinos no acudían ni pernoctaban en la vivienda que en su día alquilaron, y que sí lo hacían en ella asiduamente sus subarrendados, quienes sufragaban personalmente los gastos generados por la ocupación del habitáculo.

 

Son habituales también casos de investigación de subarriendo de viviendas de renta antigua a un precio actualizado, subarrendamientos prohibidos, como indica el art. 8 de la LAU.

La evolución de la sociedad, el “boom Inmobiliario” y la picaresca han incrementado el fraude en este sector, aunque gracias a la intervención de profesionales como Detectives Claramonte, muchos clientes han vuelto a recuperar sus viviendas y propiedades, y su tranquilidad.

P.D. Si consultó en un buscador detectives barcelona precios, éste enlace a nuestra agencia de investigación en Barcelona es de su interés.

Comparar Listados